lunes, 20 de enero de 2014

Una buena funda para el móvil.

Hacía ya un tiempo que no subía alguna curiosa manualidad y ya iba siendo hora de hacer un DIY!
Así que este fin de semana, entre estudios y exámenes, saqué un huequito para sacar mi lado artista.
Esta vez había pensado en personalizar, es decir, para que nos sintamos mucho más a gusto con cosas que quizás no nos parezcan bonitas y se les pueda sacar algún partido.
Es el caso de mi funda para el móvil, era fea, fea y estaba cansada de ella; para modificarla necesité:
-Una funda antigua o que no nos guste.
-Pintura acrílica (también vale acuarela, óleo, etc)
-Pinceles.
-Pegamento (a ser posible superglu)
-Unas bonitas pegatinas.



Y manos a la obra:
1.- Se pinta la funda del color elegido, en mi caso el rosa, q para algo es mi preferido. Cuanto más opaca quede la pintura mejor, así tapará la decoración que ya traiga la funda previamente.


2.-Una vez que se ha pinta, hay que esperar a que la pintura se seque, si se trata de pintura acrílica no suele tardar mucho, debería bastar con unos 10-15 minutos.

3.-Después de que se haya secado la pintura solo queda el decorar la funda a nuestros gusto, yo personalmente la he sobrecargado de piedrecillas de colores, pero también quería darle un toque monstruoso y le añadí una calaverita de fieltro (que se puede comprar en algún bazar o hacerla a mano).


4.- Ya tenemos nuestra funda personalizada, si la pintura no os ha cubierto bien todas las zonas, como en mi caso, lo mejor es darle una segunda mano de pintura una vez se haya secado la primera.
Y VOILA! 
Ya tenemos nuestra NUEVA y mejorada funda de móvil.


Ahora os toca a vosotr@s! 
Mucha suerte y dejad volar la imaginación.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada