domingo, 26 de abril de 2015

Reseña: El viaje más largo, de Nicholas Sparks.

Título: El viaje más largo
Autor: Nicholas Sparks.
Editorial: Rocabolsillo
Número de págs: 394

Sinopsis: Este libro nos cuenta dos historias paralelas en el tiempo.
Primero la historia de Luke y Sophia, una pareja jóven que se han conocido por casualidad en un fiesta. Sophia estudia Bellas Artes en la universidad y Luke es vaquero, trabaja en el rancho de su madre, donde se crio. Se conocen gracias a Marcia, la amiga íntima de Sophia, quien la insiste para que salga un poco de la universidad, en la que cual, comparten habitación. Sophia accede, pero es acosada por su exnovio Brian, con quien forcejea durante la fiesta y justo entonces apareció Luke para defender a Sophia.
Justo ahí comienza su relación, Luke le muestra su mundo a Sophia, el rancho, los caballos, los toros, y le presenta a su madre: Linda. La relación va viento en popa, incluuso aunque sean de mundos paralelos, se presentan sus padres mutuamente, pasan las navidades juntos, ect.
Pero Luke, guarda un pequeño secreto, él sigue participando en los rodeos, como vaqueros, montando toros, después de un terrible accidente que tuvo con uno: Big Uggly Critter, quien le propinó una tremenda paliza, mandándole a la UCI y su madre, tuvo que hacer frente a los gastos médicos hipotecando el rancho; por lo que Luke sigue montando, para ganar dinero para que a su madre no le quiten “su vida”. Sophia, tras enterarse de esto, deja a Luke, diciéndole que si sigue montando, ella no lo podrá soportar más, solo de imaginar que puede perderle.

Luego está la historia de Ira y Ruth. Ira es un hombre mayor, d eunos noventaytantos años, que ha decidido ir a visitar a su mujer, en el lugar donde siempre iban de Luna de miel, para hablar con ella. Pero tiene un accidente muy muy grave con el coche, en el que cae despeñado. Pasa tres eternos días consciente, junto a su esposa.
Y recordando todos los años de su vida juntos, pasaron 75 en total.
Él era un joven americano que trabajaba en la sastrería de sus padres, y ella, era hija de unos inmigrantes a causa de la guerra. Inmediatamente él se enamoró de ella, pero le obligaron a reclutarse en la Segunda Guerra Mundial. Justo antes de partir, Ira, le propuso matrimonio a Ruth, a lo que ella, ateniéndose a las consecuencias, dijo que si.
Durante la guerra, Ira sufre una enfermedad que le deja esteril y cuando regresa, rompe el compromiso con Ruth, porque sabía que ella quería formar una familia y que con él. Mo podría.
Ruth se siente abatida, pero no por ello deja de insistir, se entera de lo que le ha ocurrido, y aun así le dice que le quiere y que quiere estar con él. Finalmente se casan, y en su primera Luna de miel, ambos comienzan a coleccionar obras de arte que, en aquella época tenían un valor más sentimental que económico. Todos los años, Ruth e Ira, viajaban al mismo sitio de su Luna de miel e iban adquiriendo nuevas obras.
Ira se hizo cargo del negocio familiar que prosperaba y Ruth, se convirtió en profesora de primaria, para alumnos con poquísimo recursos. Pero estaba tan volcada en su profesión y adoraba tantísimo a los niños que para más de uno se convirtió en casi una madre.
Uno de sus alumnos, un niño un poco mayor que el resto, Daniel, era maltratado por su hermano, su única familia y Ruth lo acogía, todos los días, le daba de almorzar, le enseñaba las obras de su casa y cuidaba de él.
Ira y Ruth hablaron de adoptar a Daniel y comenzarían los trámites justo después de volver su aniversario. Pero a la vuelta, Daniel desapareció, por lo visto, embargaron la casa de su hermano y se fueron de allí. Fue una época muy mala para el matrimonio.
Pero los años pasaron, ambos se jubilaron y fueron un matrimonio muy muy feliz, adquirieron numerosas obras de arte durante su matrimonio,, convirtiendo su casa en todo un museo. Hasta que un día, Ruth murió.
Ira quedó totalmente destrozado, pues él había vivido por y para ella y no sabía lo que era estar solo, sin ella...
Una mañana, Ira recibió una curiosa visita: una señora, decñia que fue la esposa de Daniel, quien había fallecido no hace mucho, y le venía a traer un cuadro pintado por é. Era un retrato de Ruth, de cuando él era niño.
Para Ira, ese fue el mayor regalo,que le devolvió a la vida después de haber fallecido su mujer. Pero sabía que se hacía mayor, que no le queda mucho tiempo y tenía que decidir que hacer con sus obras de artes. Aunque él sabía que con los años habían adquirido mucho valor económico, para él solo había valor sentimental, recuerdos de los viajes junto a Ruth, y quedó con su abogado en lo más sensato sería ponerlos a subasta pública.

Fueron Luke y Sophia, quienes en un viaje, encontraron el coche despeñado de Ira y quienes avisaron a emergencias, solo pudieron ver al hombre un poco en el hospital, el momento que él les pidió que leyera una carta que le llevaba a su esposa y así , Sophía leyó con lágrimas con el rostro lo que había significado Ruth para Ira.

A las pocas semanas, Sophia le pidió a Luke que le acompañara a una subasta anónima que se iba a celebrar en Grensboro, aunque para Luke aquello no importa mucho, fue encantado para acompañar a Sophia y se enteraron además de que el dueño de las obras era Ira, el hombre mayor al que rescataron, pero que, desgraciadamente, había fallecido a las pocas horas en el hospital.
Al fin estaba con Ruth.

La subasta fue uno de los eventos más importantes para muchos museos americanos, así como para coleccionistas privados quienes pagarñian fortunas por algunas de las obras.
El primer cuadro a subastar, fue el preciado retrato de Ruth, la puja comenzó en 1000dólares, pero como el artista era desconocido, nadie pujaba, bajaron 900,800,700,600,500,400...hasta que Luke, pujó por él con sus 400 dólares. Lo único que tenía en el bolsillo. Sophía se sorprendió, pero Luke le contestó que sabía que era el cuadro preferido de Ira y que no era justo que fuera tratado así, se llevó a cabo el previo pago y se continuó. El abogado de Ira, subió al escenario para leer el testamento de Ira, que decía que aquel que comprara el retrato de su amada Ruth, sería el dueño de TODA la colección. Para Luke ue una sorpresa, al igual que para Sophia, los allí presentes estaban atónitos, y comenzaron a enfadarse, se caldeó mucho el ambiente, algunos incluso amenazaron. Luke y Sophia intentaron salir pero el abogado de Ira y los organiazdores de la subasta, les ofrecieron respuestas a todas sus preguntas. Le explicaron que ahora tenía en su poder una inmensa fortuna.
Para Luke fue un alivio poder comprar todo el rancho para que su madre no tuviera problemas nunca más. Y finalmente, le pidió matrimonio a Sophia, quien aceptó.
Luke acabó dándole las gracias a Ira, porque ahora sabía que su mayor tesoro, había sido encontrar a Sophia.

Mi opinión: es una novela maravillosa, muy fácil de leer, con la que te emocionas desde el primer momento gracias a la magnifica historia de amor entre Ira y Ruth.

Con un final que te deja totalmente sorprendida, inesperado y con el que seguro acabas llorando. Es uno de los mejores libros que he podido leer. Sin duda lo recomiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada